MENU
Holandesa enfermedad

by • March 14, 2016 • Carlos RiveraComments (0)1080

Descubriendo los síntomas de la Enfermedad Holandesa en Ecuador Por Carlos Rivera

Carlos RiveraEl significativo frenazo de la actividad y la demanda interna en la economía ecuatoriana durante 2015, tras una especie de tormenta perfecta con la abrupta caída del precio del petróleo que pasó de un precio promedio por barril de USD$ 94.09 entre  2011 y 2014 a USD$ 42.17 en el año 2015 para el caso del crudo ecuatoriano y la apreciación del dólar de 1.30 a 1.09 dólares por euro en este mismo período, ha hecho que todos comencemos a preguntarnos sobre la salud económica del Ecuador.

Si bien dar una respuesta definitiva requeriría un estudio mucho más profundo y sobretodo controlar por otros determinantes, esbozaré algunas ideas muy preliminares y hechos estilizados de lo que podría ser la sintomatología de una “Enfermedad Holandesa” en Ecuador, como resultado de los altos precios del petróleo que entre 2007 y 2014 para el caso del crudo ecuatoriano alcanzó una cotización promedio por barril de USD$ 80.70, lo cual generó una extraordinaria entrada de divisas que llegó a representar alrededor del 50% del total de ingresos por exportaciones y un 14% del Producto Interno Bruto.

El término Enfermedad Holandesa se acuño en la década de los sesenta cuando los ingresos de los Países Bajos aumentaron considerablemente a consecuencia del descubrimiento de grandes yacimientos de gas natural en el Mar del Norte, generando una apreciación del florin neerlandes que perjudicó la competitividad de las exportaciones no petroleras. Esta expresión hoy en día se extiende a cualquier situación donde un shock de riqueza en el sector de recursos naturales provoca una gran entrada de divisas que conlleva una apreciación de la moneda, que a su vez crea un exceso de demanda en el sector de no-comercializables, lo cual trae consigo un desplazamiento del sector exportador manufacturero a favor de los sectores de comercio, servicios y la construcción. En este sentido, la apreciación real de la moneda, que en otras circunstancias es un signo de vitalidad económica, en estos casos es considerada una “enfermedad” porque afecta negativamente a la producción y a los ingresos de aquellos otros sectores de la economía que no gozan de las mismas condiciones de bonanza.

Analizando los principales indicadores económicos relevantes para la identificación de una tendencia inherente a una economía que estaría padeciendo de la llamada Enfermedad Holandesa, podemos señalar que los grandes flujos de ingresos de exportación del petróleo habría provocado en primer lugar una cierta apreciación del tipo de cambio real al pasar de un nivel de 100 en el año 2007 a 91.65 en el año 2014, primer síntoma de la presencia de esta enfermedad en Ecuador.

Este resultado a su vez explicaría en parte el comportamiento sistemáticamente deficitario de la balanza comercial a partir del año 2009, y que alcanza un déficit promedio de USD$ 900 millones de dólares por año, paradójicamente en tiempos del más importante mejoramiento de los términos de intercambio de los últimos años, lo cual viene a ser una segunda sugerencia de la presencia de la Enfermedad Holandesa en Ecuador. De hecho, la sola reciente discusión del “timbre cambiario” -que no es otra cosa más que volver a los tipos de cambios múltiples de antaño-, es una tercera evidencia de la presencia de esta enfermedad en Ecuador.

Algo  similar se puede extraer del comportamiento de las exportaciones, en tanto las  exportaciones de petróleo entre 2007 y 2014 se han multiplicado por 1.75 veces, mientras las exportaciones de productos manufacturados lo hicieron solamente por 1.14 veces. Al contrario de esto, el desempeño de las exportaciones agrícolas es bastante disímil y no contribuye precisamente en la dirección de ratificar la presencia de esta enfermedad en Ecuador, por lo que deben existir otros factores que estarían aplacando la influencia negativa de la apreciación del tipo de cambio real para haber dado lugar a una expansión del sector exportador agrícola. 

De su parte los datos de crecimiento promedio por sector en el período 2007 – 2014 muestran que los sectores de comercio (4.4%), y particularmente la construcción (7.7%) y servicios (6.2%) han crecido a tasas más altas que la industria manufacturera (4.3%), confirmando también la hipótesis de la Enfermedad Holandesa.

Una sexta evidencia es la lista de los más grandes proyectos de inversión que se han realizado en Ecuador y que están relacionados con los sectores de hidrocarburos, generación eléctrica y minería, que de suyo son muy buenos para el país, pero que conllevan costos asociados a la Enfermedad Holandesa.

Si bien no podemos señalar en forma concluyente que Ecuador ha contraído la Enfermedad Holandesa si antes no hacemos algunas pruebas econométricas, todos estos síntomas parecen mostrar que nos encaminamos en esa dirección, lo que nos falta por responder es: ¿Cómo Ecuador se contagió de esa enfermedad?

Mi respuesta al respecto, es que Ecuador encandilado en un período de bonanza de los términos de intercambio, se vio arrastrado por una agenda con un marcado tinte populista que llevó a impulsar considerables aumentos de gasto público incompatibles no solamente con la gran inversión pública que también realizo a efecto de evitar precisamente el avance y los males de la Enfermedad Holandesa, sino muy difíciles de sostener en una nueva realidad de bajos precios del petróleo, y que es el gran reto que tiene Ecuador.

Finalmente una vez que se ha diagnosticado que el estado actual de la economía califica para una crisis económica (Ver Diagnosticando al Paciente del 10/03/2015), y que se ha identificado varios síntomas relacionados con la presencia de la Enfermedad Holandesa,  más allá del ciclo económico de contracción de los precios del petróleo, queda pendiente responder la pregunta: ¿Cuál debe ser la receta adecuada para contrarrestar esta enfermedad y salir de la crisis?

Holandesa enfermedad

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *