MENU
mal gastado

by • November 24, 2015 • Estuardo MeloComments (0)794

COMO DEL BOSILLO DE COCINERA Por Estuardo Melo

EStuardo meloEl presidente ecuatoriano se niega a admitir que la causa de la crisis económica del país, ha sido el cúmulo de sus errores en la gestión de su gobierno.

No logró visualizar de forma alguna, el escenario de bonanza económica en que le tocaría administrar, sus montos ocho veces mayores a los últimos gobiernos, ni que esa bonanza llegaría a su fin y le encontraría endeudado.

Convirtió a las finanzas públicas en una feria porque utilizó los fondos del ahorro, decretó emergencias, contrató sin licitación, negoció mal los contratos petroleros, formuló presupuestos con déficit y gastó fuera de los límites que la planificación económica aconseja, hasta dejar ilíquido al sistema.

Su gasto podría asimilarse a un “chinchirimico” al que se unió la falta de auditoría, el sobre precio y la corrupción.
El déficit presupuestario acumulado generó una deuda acumulada de treinta y cinco mil millones de dólares que en la circunstancia actual es impagable. Al parecer el crédito fue fácil de contraer, pero nadie sabe cómo será pagado.

Los perjudicados: El IESS, la producción petrolera, la sostenibilidad de los programas sociales, la liquidez de la economía, el comercio exterior y la dolarización en riesgo.

A enero del 2016, no se podrá contar con el beneficio de un solo barril de petróleo, porque está comprometido, mal negociado y gastado de antemano.

Mientras que la Planificación para un desarrollo armónico, es la mejor fórmula de ordenar y priorizar el gasto y la inversión de los fondos escasos con que cuenta un país, este gobierno ha sumido al manejo económico y financiero en un caos total.

Dos cientos treinta mil millones de dólares, que bien pudieron ser la redención del ecuador, extinguidos entre la falta de planificación, el mal gasto, el sobreprecio de las obras, los altos intereses, la mala renegociación y obra faraónica e inútil.

Abundan las pruebas del desorden de ese gasto que tiene urgencia de ser auditado, tanto en sus valores como en la calidad de su gestión. Camiones chinos, helicópteros hindúes, refinería sin financiamiento, aeropuertos sin aviones, etc. etc.

Dinero que sale del bolsillo del delantal de una cocinera, llamado “cuenta única del tesoro”, en que se mete mano cada vez que se ofrece.

Es como que la cocinera salió de compras sin una lista de compras, y cuando ve que no le queda un centavo, quiere seguir cocinando la misma sopa, pero comprando al fío. Pero en un momento dado, nadie ya le quiere fiar, porque no es fiable, ni tiene prenda que ofrecer, entonces sus comensales comienzan a sentir el hambre y la necesidad.

Y se atreve a decir que cómo no se va a sentir el efecto de crisis, si hay una falta de ingresos de cinco mil millones por la baja del precio del barril de petróleo, pero no dice que durante los nueve años anteriores se ferió los conocidos dos cientos treinta mil millones, que se disponía como del bolsillo de una cocinera!

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *