MENU

by • September 11, 2012 • Adrian ZabalaComments (0)631

BROMAS PESADAS

Todos esos enviados por la divina providencia para salvarnos de nosotros mismos, se han empeñado en ser candidatos a la presidencia de la república.
Toditos han sido la única alternativa, nadie más que ellos puede derrotar a la delincuencia, a la pobreza, a la corrupción,  a las cadenas sabatinas. Cualquier hijo de vecino es el mejor candidato.
Méritos no les falta, según ellos; han sido los mejores alumnos, abanderados, los mejores deportistas, hasta las medallas enseñan; graduados con honores, con bombos y platillos; estudiados en el exterior, llorando, llorando, pero bueno. Hasta un montón de peladas han tenido.
Maravilla de guambras, bien peinaditos, lindo hablan; dan hasta ganas de llorar cuando se les escucha. Uno más agencioso que el otro, mas alhaja, más amable, más besucón, abrazan a diestra y siniestra. El amor al pueblo les sale por los poros… ¡Es que voto, es voto!
Los de la izquierda revolucionaria, ya se cabrearon de qué les tratan como a moza de borracho, que solo se acuerdan de ella cuando el macho está pluto y tiene ganas de echarse unos polvorines.
-¡Huevadas; ahora sí, amores con nadie, solitos nos vamos!
Siempre dicen lo mismo, pero siempre reinciden. Nos hacen votar por el “más mejor”. Después se dan cuenta de que no ha sido así; que ha sido traidor, corrupto, mentiroso, mal marido, mal hablado, hasta maricón le dicen… ¡Así es cuando se acaba el compromiso!
Un banquero buena gente, nuevito en las lides electorales. Que nos tiene en ascuas: que sí, que no, que ya mismito. Es el candidato de la derecha-derecha, aunque se haga el estrecho y diga que está promocionando un librito en donde todo es posible, así como en el power point de los revolucionarios. En este maravilloso libro están escritas todas las respuestas y todas las soluciones a los males nacionales, la promoción de la obrita es más cara que la impresión de los ejemplares, parece que va a salir en contra mejor, y verán que es economista. Empieza con el pie izquierdo.
Al Iluminado le encantaría enfrentarse al banquero buena gente (algo raro en esta incomprendida actividad). El chulquero es la antítesis del Insoportable, representa a la oligarquía, a la derecha criminal, a los pelucones, a los que han tenido el poder durante décadas, a los que han saqueado al país, a los que se han llevado las mejores peladas, a los culpables de todo, mejor dicho. ¡Bacán no! ¡Banquero contra revolucionario neo socialista! ¡Más parece tongo!

Los marketeros nos venden la idea de que una fuerza política se construye de la noche a la mañana; solo hacen falta muchas cuñas de radio y televisión, anuncios en la prensa, un discurso cursi y rebuscado y alguien que ponga el billete… ¡Unos polvitos de Mama Celestina¡ ¡Abracadabra… Patas de cabra! ¡Zasss! ¡Candidato presidencial listo…!
¡Y quieren ganar! Las encuestas, hechas a la medida, dicen que los ecuatorianos votarían por el banquero buena gente en gajo. Como el Mashi es el dueño indiscutible, según él, de todos los corazones ecuatorianos, entonces ya sabemos quiénes serán los que se subirán al cuadrilátero. ¡Parece estrategia diseñada en power point! ¡Todo sale lindo!
A todo esto, la izquierda infantil y recontra revolucionaria, a la que están queriendo barajar de la lid electoral. ¿En qué pensará? Su amorcito, al que defendía como gata en celo, les da una patada en el poto para quedarse con todos esos votos duros. ¡Como si fueran endosables!
Pero como en esta vida no hay cabalidad ¿A quién apoyarán en una segunda vuelta electoral, al banquero o al revolucionario?  ¡Al revolucionario! ¡De ley… Ni cojudos! ¡El banquero les da yuca! ¡Igual el revolucionario, pero al menos es yuca de izquierda!
Así que; la izquierda: serena, combativa, analítica, científica, dialéctica, materialista, e infantil. ¡Seguirá de moza mal querida, por los siglos de los siglos!

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *