MENU
Alexis mera micro

by • July 23, 2016 • Estuardo MeloComments (0)5544

!AY ALEXIS, QUIERES MOVER MONTAÑAS! Por Estuardo Melo

EStuardo meloLa Historia va a dar cuenta del régimen de Rafael Correa como el gobierno que mayor daño ocasionó a la sociedad ecuatoriana, porque desperdició la única y extraordinaria oportunidad que tuvo el país, para superar sus niveles de pobreza y el mejoramiento de su producción.

Lo ocasionó con una administración insensata que despilfarró de forma demencial los fondos del erario nacional, haciendo que se desvanezcan DOSCIENTOS SESENTA MIL MILLONES DE DÓLARES, que alimentaron las arcas fiscales a consecuencia del valor internacional del barril de petróleo y a los ingresos de 10 años de carga impositiva que entregaron los ecuatorianos, producto de su trabajo personal y la utilidad de sus empresas.

Qué fue lo que ECUADOR obtuvo luego de los 10 años de Correa en funciones: (1) La desaparición no justificada de un BILLONARIO fondo; (2)Cuarenta y cinco  mil millones de obra pública con sobreprecio; (3)cuarenta y cinco mil millones de deuda pública a los organismos multilaterales, al IESS y a la República China; (4)Diez mil millones de dólares de déficit fiscal; (5)una producción petrolera hipotecada como prenda hasta el 2026 de los créditos que otorga la República China al 7.8% y (9)miles de millones de dólares, cuyo monto no se puede todavía precisar que han sido marginados por la corrupción en su gobierno.

La entrevista de Alexis Mera en ECUAVISA el 20 de Julio, no pudo llegar en mejor momento, porque mientras para él y seguramente para los partidarios de Alianza País, el gobierno de Rafael Correa fue un “buen gobierno” (lo repitió dos veces), que un gobierno es buen candidato cuando es buen gobierno, pero cuando es mal gobierno es pésimo candidato; y como son buen gobierno es que tienen posibilidad de proponer una candidatura. Por alguna razón, el resto del país considera que es todo lo contrario.

El funcionario sufre de una disfunción cognitiva contagiada proveniente del desorden psíquico del primer mandatario y que se disemina entre sus adeptos por conveniencia. Quién del gobierno va a aceptar el enorme cúmulo de imputaciones a todo nivel, especialmente cuando los índices económicos demuestran lo contrario, peor todavía si a la crisis del país le antecede la mayor bonanza de todos los tiempos que se mal-administró. Un buen gobierno, habría demostrado sus virtudes en los resultados, no en una obra pública que no llega a significar ni el 15% del dinero que despilfarró.

Es el cinismo de Alexis Mera junto a las declaraciones del Presidente, que trata de curase en salud, antes que los juicios por defraudación, mal gobierno, despilfarro y quiebra del país comiencen a proliferar? O será que está tan, pero tan obnubilado que no concientiza la realidad que ellos mismo contribuyeron a provocar. Seguramente piensan que la campaña de propaganda podrá neutralizar la realidad ahora y cuando se inicie la contienda electoral en pocos meses más. Pensarán acaso que una publicidad engañosa diseñada por los Alvarado, pueda contrarrestar una realidad histórica, estadística, fáctica, y sin ambages?

La entrevista contiene dos mensajes subliminales. El primero, una campaña de Alianza País que tendrá como base la exhibición de las obras que corresponden a ese supuesto buen gobierno. Obviamente, no expondrán las decisiones gubernamentales que ocasionaron el desvanecimiento del  capital que se dispusieron alegremente, ni la deuda que contrajeron, o su imposibilidad de pago, o lo que harían si volvieran (para desgracia del país) a ser gobierno por cuatro años más. Campaña en que seguramente incluirán  el efecto de los tres mil millones de dólares que están feriando nuevamente en la reconstrucción de Manabí y que incrementará en al menos quinientos mil los votos a su favor. El segundo, una campaña a muerte, utilizando todos los recursos que estén a su disposición, incluida la figura del Presidente como pato de señuelo, gracias a la consulta que planteó a última hora, porque lo que se juegan es la cárcel y devolución de lo usurpado, como los Kirchner en Argentina.

Si logran mantenerse en el poder, a nadie le quepa duda que los archivos desaparecerán, que desvanecerán todos los indicios, presunciones, glosas y responsabilidades, para demostrar a la colectividad que fueron un buen gobierno de catorce años, como cínicamente lo asegura Mera.

Quién le va a decir a Alexis Mera que lo que expone es una falacia del tamaño de una catedral, que un buen gobierno no puede dejar como resultado, por pura obcecación ideológica un país en la peor crisis, que el pretexto del petróleo no le sirve si antes se despilfarró en el mayor desorden y descontrol hasta el último céntimo de una inmensa fortuna ($240.000´000.000); que un gobierno responsable no puede contraer deudas si no sabe cómo es que va a pagarlas, ni dejar comprometido al próximo gobierno con deuda impagable y recesión. Que los sobreprecios de la obra pública, los contratos con emergencias son claro síntoma de corrupción. Y eso es buen gobierno para Mera?

La aparición de Alexis Mera resultó providencial, porque es la mejor manera de lograr una reacción de todos aquellos que no tienen la menor intención de soportar un día más de correísmo en este país, mientras el gobierno afina sus estratégicas para dar un nuevo zarpazo.

Ha sido un mensaje claro para los candidatos de oposición que llevan adelante campañas de dudoso éxito. O, que no tienen certeza alguna sobre los resultados y se juegan un albur. Si es así, mejor es que no cuenten con nuestros votos.

Con encuestas en su contra, que ni sumadas llegan a nivelar con los porcentajes del candidato oficialista, mientras alguien está construyendo escenarios falsos para que los candidatos más fuertes se confíen, cuando saben que los de gobierno son los únicos organizados, bien financiados, utilizando recursos del Estado, con Comisión Electoral propia y con obra aunque costosa y corrupta que pueden exhibir, cuentan con una campaña de restauración de tres mil millones en Manabí, con candidatos con gran poder económico amasado en los 10 años, mientras los opositores resultaron incapaces de configurar estrategias triunfadoras que aseguren su posición y con ello, alguna alternativa fiable a los ecuatorianos. Esto, es casi peor traición que la que cometió Correa, al haber atentado en contra de la seguridad y supervivencia del Estado.

Esta es una lucha por el poder entre el oficialismo y la ciudadanía, sin intermediarios. Es la captación del poder para recuperar la economía del país.  Por algo los ciudadanos son los dueños de su voto. No es una puja entre candidatos, es una propuesta en que todos esperan la mejor alternativa. Por esa razón debe presentarse un solo frente, un solo binomio, una sola lista de las mejores opciones para la Asamblea y una sola propuesta de largo alcance. Cualquier otra opción resulta peligrosa, arriesgada e incierta.

En Chile, quienes hicieron cabeza de la concertación Democrática, fueron candidatos en los años posteriores y ganaron. La única condición, era continuar con los consensos alcanzados. Ya van 26 años aplicando los mismos conceptos de desarrollo. Igual cosa puede construirse aquí. Especialmente si se ponen de acuerdo las dos fuerzas políticas de mayor capacidad organizativa, conceptual y con afinidad ideológica en Guayaquil. Sin embargo, el señor Lasso, el más favorecido por la encuesta, no hace hasta el momento un documento explícito que aglutine a la oposición, con un proyecto importante que convoque a la participación indígena y al centro derecha. Parece estar esperando que la Providencia le haga mejorar su aceptación.

Hace falta solamente estructurar un proyecto de convergencia que logre el consenso de todos los opositores. Lo principal: Los mejores hombres. Un extraordinario gabinete ministerial que contraste con la mediocridad anterior y una propuesta de asambleístas de alto nivel intelectual y ético.

En cuanto a la propuesta de largo plazo, los chilenos optaron por un país con economía de mercado; apertura comercial; eliminación gradual de subsidios; atención a la población del quintil más bajo, apoyo legal al proyecto y estabilidad jurídica. Y, a pesar de haber sido partidos socialistas en su mayoría, consensuaron por un concepto neoliberal para redefinir el tamaño del Estado.

Qué pasaría si el candidato opositor más fuerte, no llega ni para la segunda vuelta, a causa de la proliferación de candidatos. El país quedaría en manos del mismo modelo y a la deriva; continuará endeudándose; seguirá engordando la burocracia y los servicios sociales se volverán insustentables, como en Venezuela.

¡CONVIERTAN ESTA OPORTUNIDAD EN UNA PROPUESTA COHERENTE DE LARGO PLAZO QUE ESTABILICE EL PAÍS DE UNA BUENA VEZ. LA JUVENTUD ECUATORIANA SE ENCUENTRA EN ESPERA DE SUS DECISIONES, PORQUE SU FUTURO ESTÁ EN JUEGO. NO ES UNA BROMA. LA SITUACIÓN DEL PAÍS HA CAÍDO EN UN GRAVE RIESGO, CUYA SOLUCIÓN DEBE SER LA PRIMERA Y ÚNICA PRIORIDAD!

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *