MENU
Advertencia

by • April 7, 2015 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (0)3237

ADVERTENCIA por Patricio Haro Ayerve

patricioharo-150x150El artículo 158 de la Constitución Política del Ecuador dice “Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía e integridad nacional”, se pretende modificarla incrementando la siguiente frase: “y, complementariamente, apoyar en Ia seguridad integral del Estado de conformidad con la ley”. Esta pretendida reforma tiene dos elementos de análisis: la complementariedad y la seguridad integral, sin considerar que ya antes se puso a la carreta delante de los bueyes con la expedición de la Ley de Seguridad Pública y del Estado se obliga a las Fuerzas Armadas a apoyar a la seguridad y solo ahora se pretende la reforma constitucional.

Complementario, según el diccionario de la RAE es lo “Que sirve para completar o perfeccionar algo”. Pueden las Fuerzas Armadas completar o perfeccionar la tarea de la Policía Nacional, que según el análisis de la comisión legislativa es incompleta e imperfecta, cuando ellas tienen doctrina diferente, armamento y equipo diferente, pero fundamentalmente principios de empleo diferentes?

El concepto de integralidad de la seguridad se encuentra en el plan nacional de seguridad integral, plan elaborado por el ministerio de coordinación de seguridad y aprobado por el presidente de la república, allí se considera que “El enfoque integral hace referencia al sentido de un sistema integrado de seguridad que abarca todos los ámbitos del ser humano y del Estado sin dejar nada al azar”

Las Fuerzas Armadas en la seguridad integral no se emplean al azar, se emplean de acuerdo a planificación previa, y de acuerdo a la doctrina de planificación militar lo primero a considerarse es la amenaza que se ha de enfrentar. El plan nacional de seguridad integral considera 20 amenazas, todas con la participación de seres humanos. Estudiosos del tema determinan lo peligroso que es involucrar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interna; Lucia Dammert considera que si las Fuerzas Armadas participan en estos campos “puede mezclarse, peligrosamente, con una concepción militarizada del nuevo “enemigo interno” que puede afectar directamente al estado de derecho”. David Pion Berlin dice que “las actividades al interior de las fronteras desprofesionalizan a las Fuerzas Armadas” y que “Los costos de una intervención militar al interior son muy altos y los beneficios, demasiado escasos”.

Resulta peligroso reformar la misión de las Fuerzas Armadas para permitir su empleo en cualquier campo sin el límite que impone el estado de excepción; pero si la reforma “va porque va”, está debe ser consultada al pueblo para su aprobación y para determinar si la ciudadanía quiere unas Fuerzas Armadas para su seguridad y defensa o unas Fuerzas Armadas convertidas en un instrumento de represión del poder que ve en cada ciudadano a un enemigo interno dentro de un estado policiaco.

Estamos advertidos.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *