MENU
cadena

by • December 15, 2017 • Cnl. Mario PazmiñoComments (0)13988

50 agentes cuidan a Glas en la Cárcel Cuatro Por Mario Pazmiño

Hace algo más de dos meses que guarda prisión Jorge Glas en la Cárcel 4, un recinto penitenciario clase VIP para presos “especiales”, léase con alguna aureola de importancia (por el cargo que ocupó o por las influencias políticas que tiene) o impunidad.

Mario-Pazmino-2La pregunta que nos formulamos es por qué los ecuatorianos tenemos que pagar la seguridad de un preso -en este caso del ex vicepresidente- al interior del recinto penitenciario donde guarda detención por actos de corrupción. ¿Acaso están pensando en que los ecuatorianos paguemos por seis años de cuidado a Glas? ¿Acaso ya no debe suficiente dinero al Estado, que es parte de su sentencia, como para que encima se le gaste más plata? ¿Acaso ahora a todos los exfuncionarios correistas que caigan presos tendrán que tener protección especial en cárceles y hospitales en los que se asilen? …

Pero más allá de lo que puedan provocar estas preguntas, está el hecho de que una sentencia, que es un castigo, debe cumplirse sin privilegios.

Causa vergüenza que Jorge Glas mantenga su escuadrón de seguridad y protección intacto: son 50 hombres (8 oficiales y 42 miembros del Equipo de Protección Presidencial), militares de las tres ramas de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, que se encuentra al mando de un Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

El Escuadrón de Protección está organizado por un Equipo de Comando y control con 5 hombres, tres Equipos de Seguridad, cada uno conformado por 15 hombres y dividido en tres turnos de guardia, que inician sus actividades a las 07:00 en los exteriores de la cárcel. El grupo de guardia (8 horas) está integrado por cinco hombres por turno, dos de los cuales pasan al interior del penal acompañando a su jefe el sentenciado Glas, mientras los otros tres permanecen en el exterior del centro penitenciario en el vehículo azul sin placas de la seguridad de la Vicepresidencia.

 

 

Señor presidente Lenin Moreno, en este punto me gustaría preguntarle si usted sabe quién autorizó que personal del Escuadrón de Protección Presidencial ingrese al centro carcelario y permanezca las 24 horas acompañando al detenido Jorge Glas Espinel. Sería bueno que le pregunte a la Ministra de Justicia y que se investigue y se judicialice, pues se está haciendo mal uso de recursos y medios del Estado ecuatoriano.

La imagen de su gobierno y la suya quedan en entredicho cuando, por un lado, dice que su administración está en una cruzada contra la corrupción, mientras protege con fondos del estado a esos corruptos que dice combatir.

Pero este no es el único caso presidente Moreno de doble discurso: recuerda la visita de hace unos días del ex presidente Rafael Correa para la convención de su movimiento. Supongo que sí y también debe saber de las versiones sobre las supuestas intenciones que tenía de impulsar su caída. Sí, le hablo de esos días cuando le acusó a usted de ser un traidor y que debe ser expulsado de las filas de Alianza País. Pues bien, explíqueles a los ecuatorianos que hacia el jefe de su Seguridad dándole protección a quien quería derrocarlo.

 

 

Quedan muchas interrogantes que esperemos la justicia, a su debido tiempo, investigue y sancione. Sin embargo, mientras aquello ocurre, no es correcto, no es ético, que los ecuatorianos continúen pagando por los gustos o los miedos que tienen los exfuncionarios de AP.

Transparencia Sr. presidente Moreno y no doble discurso.       

 

cadena

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *